Columna
Conejo, Galera y Bastón
Por Administrador el 27/04/2020 13:14
Una historia de Nicolás Cortes
Tenia unas cejas tan grandes que  a su aspecto de enojo, lo agigantaba. En pasado, porque son estos tiempos donde las cejas, el cabello y parte de su pellejo tendiese a decaer. Como si cada día le hiciesen un gol. Ley vitalicia.   Por Nicolás Cortes
El hombre mayor de cinco hermanos, hijo de padre criollo ejemplar, de madre gallega feudal, de familia futbolera hasta las pestañas, caminaba sin disimular que sus piernas pasearon por numerosos potreros.  Un perfil grueso, unas tibias en curvas, los ojos grandes, el corazón sufrido.
     
Hablar de un familiar es tan delicado como complejo. Hablar de un hombre noble, con la ingenuidad de la bondad, con el alma de deportista, es una obligación.  En este momento, donde la vida le canta jaque en cada jugada, donde las cuerdas sostienen un pescuezo sensible, les quiero contar de él. 
    
Tarde de sábado, con el sol , un árbol, y una cancha de escenario.  El lugar era el Cerro Bola, zona este de la ciudad y sus alrededores. Partido de futbol veterano, entre Central Norte y vaya a saber quien recuerda el adversario. Sabino, Confesor, López, Aguirre, Costello, J.M Castillo, J.C Castillo, R. Castillo, Rodríguez, Palacios, Cardozo, Buldurini, Palavecino, Tapia, A, Cortes, E. Cortes y E. Cortes. 
    
Nunca pude entender, que un equipo ya retirado, tuviese en cada presentación, tantos simpatizantes. Se les veía en sus ojos, a cada persona que los acompañaba, ese brillo de admiración. Cuando me preguntan ellos mismos,  porque siguen recordándolos, yo les contesto, que las cosas buenas, son un clásico, palabra que viene de clase, de jerarquía. Les digo a ustedes, que si siguen en las memorias de muchos salteños de aquellas generaciones es porque simplemente fueron buenísimos.  
Y lo bueno, no se olvida.
     
Entre esos personajes estaba el actor principal. De pocas palabras, con un perfil serio, tímido, introvertido. Con una sonrisa tierna, solía conversar antes de entrar con quien se le acercase. Esa tarde recuerdo que su abdomen prominente no garantizaba mucha resistencia ni reacción. Pero el aspecto no era lo de menos, era lo de nada. Casaca gruesa como trapo de piso, blanca aquella vez, con el numero cinco en la espalda. Pantalones negros, medias de acero blancas. Botines encebados negros. Trenzas atadas sobre los tobillos. 
    
De repente empieza el juego y el saque de inicio va a sus pies. La detiene con su suela sin mirarla. Sentía que el tiempo  se detenía. Como cuando algo inolvidable pasa en tu vida. Esas imágenes que no se borraran jamás. Eso que quieres hacer en tus sueños. Ese mismo día vi jugar un tipo que podía dar clases sin hablar. Que podía correr caminando. Que cada vez que golpeaba la pelota, hacia sonar la música de manera distinta. 
   
 Junto al árbol, a mi lado estaba ¨El Nene¨. Hincha, colaborador, socio, jugador comodín. Esos tipos que siempre están. Amigo de Conejo y anfitrión en la gomería  pegado a las vías, por calle Brown.
  
_  Ese, tu tío, fue el mejor jugador que vi en vivo. A Diego no lo vi, a Pelé no lo vi. Yo lo vi a Conejo. Viste lo que hizo allí… Le salió el adversario a patear, la pisó a la pelota con el talón, para que su impacto con la pierna pegue en su puntera. No se la quitó y el rival salió golpeado con su propio golpe. Esas cosas no te las enseña el profesor ni el párroco, ni la universidad. Son las mismas cosas que tiene que aprender uno mismo como recurso para su propia vida. 
 
-          Yo creía ser un buen futbolista. Un día conocí al Conejo Cortes y supe que era un aficionado.  (Martin López)

-          Quizás haya sido un ídolo. De lo mejor que vi en mi vida jugando a la pelota. (Benito Rodríguez)

-          Siempre que me pregunta quien de la familia fue el mejor. Yo lo nombro sin dudar. Mucha gente no lo vio, jugó muy poco porque alternaba con Nicolás Dávila, luego fue a Bolivia y se retiraron de joven con los otros fenómenos del 60’. Pero les aseguro que mi hermano, era un jugadorazo. (Eduardo Cortes)     
El hombre de cabello corto y grueso azabache,  había jugado según ellos en el mejor equipo jamás visto en tierras del Señor y Virgen del Milagro. Cuenca Ponce encina, sueldo, Dávila, Gómez, Avalos, Cortes y Cía. Paso fugazmente por el Blooming de Bolivia porque cuando pidió visitar a su madre se aferro ella y nunca mas se soltó.  
      Formó su familia con Gladys, tuvo una sola hija Mónica. Mientras pasaron los años de ver futbol con la silla dada vueltas, el respaldo en el pecho, nacieron sus nietos, Nicolás  y Federico.  Dedico muchas tardes de su vida al club de sus amores, como ayudante de campo del primer equipo, y hasta hace unos meses como entrenador de arqueros. Lo recuerdan con cariño ¨Nino¨ Aguirre, Pablo Ramos, ¨Látigo¨ Rodríguez y tantos arqueros mas.  Su modestia la llevo en bicicleta o en su Zanella 50cc, a sol y sombra junto a sus penas. De joven, tuvo que despedir un hermano. Luego sus padres. Un día se levanto a saludar a su  hija y ni siquiera se pudo despedir . Luego, su yerno los dejo en un accidente, y sus oídos empezaron a sentir padre, otra vez, de boca de sus nietos.
Cada vez que lo veo tiene en su mirada esa gota de dolor eterna. Tiene en sus palabras, esa pausa de la tristeza. Y por sobre todo, tiene esa cualidad divina del perdón. A todos aquellos que lo cagaron. A esos bien cercanos,  que por su bien de gente, nunca él quiso nombrar. A los que le robaron la dignidad, les aviso que después de todo, los perdona.     
Sé que hoy está enfermo, con la misma azúcar  que supo llevar su hija pero con todo el amor que Dios brinda a quien de huérfanos se amarra para amar. Quise evitarlo por mi parentesco pero no pude. También se que él nunca quisiera que lo nombraran. Dedicado con inmenso afecto,  a mi tío Ernesto Conejo Cortes,  quien hoy camina lento, y lo sigue a su querido Central Norte, radio en mano. Ruego por su salud, y es este mi humilde homenaje al mejor pasador de pelotas de puntano,  con los pies a los pies. 
NICOCORTES
ÚLTIMO PARTIDO

Central Norte

Douglas Haig
Federal A
POSICIONES
#
Equipo
Ptos
1
Sarmiento
35
2
Chaco For Ever
34
3
Guemes
32
4
Central Norte
31
5
Douglas Haig
30
6
Sp. Las Parejas
30
7
Defensores Belgrano
28
8
DePro
27
9
Union Sunchales
27
10
Crucero del Norte
26
11
Boca Unidos
25
12
San Martin Formosa
21
13
Juventud Unida (Gchu.)
21
14
Sportivo Belgrano
19
15
Gimnasia y Esgrima (C.U.)
18
Cargando encuesta...