Regional Amateur
El Cerebro del Campeón
Por Administrador el 20/06/2019 22:17
Profesionalismo, trabajo y convicción
La campaña de Central Norte fue perfecta. Nivel parejo, en momentos con grandes desempeños, invicto y el logro final, el ascenso. ¿Quién fue una pieza clave que muchos todavía no señalaron y destacaron? Ezequiel Medrán señores.

Desde La Voz, no todos, por ahí lo miramos de reojo cuando sonó su nombre. En esa rueda que gira y establece posibilidades, Martín Martos picaba en punta. No solo por su pasado en Central, sino también por el campeonato que había logrado con San Antonio.

Lo conocíamos a Medrán por su presencia en el arco Azabache unas temporadas atrás. Las dudas eran las siguientes: ¿Es para Central? ¿Qué expectativas tendrá? ¿Podrá con la presión?

En esas primeras semanas, hasta la posterior designación como DT, era una incertidumbre su forma de trabajar. Lógicamente, ante una alternativa que nos resultaba más propicia para el Cuervo, existía en algunos de nosotros cierta resistencia.

¿Y seis meses después?
No queda otra acción que bajar la cabeza y aceptar haber hecho una lectura errónea. Reconocer esto es importante, básicamente para no caer en la crítica superficial y sin argumentos.

Medrán no solo es el Director Técnico que salió Campeón con nuestro amado Central Norte, sino también alguien que se desempeño con profesionalismo y que modificó (y ordenó) la dinámica de la información en relación a cada trabajo futbolístico.

Su voz solo resonaba en los medios cuando era necesario. Esto es algo destacable. Su figura fue siempre la de un conductor técnico y táctico del plantel, sin que “los flashes” lo corran de su camino. En Salta estamos acostumbrados a que los problemas internos o situaciones íntimas se mediaticen. Con Medrán esto no sucedió. En los casi seis meses de trabajo no hubo noticias que se refieran a lo extra-futbolístico. Eso es un gran mérito. Esto es trabajar con profesionalidad. Con un horizonte claro. Si duda de que el resto del Cuerpo Técnico y los jugadores aportaron a este estado de situación, algo que vamos a describir en otra nota.

El trabajo de campo, el diario, fue siempre algo que se destacó en todos lados. Planificación y laburo serio. Un ejemplo fue el fin de semana estipulado para jugar la primera final en Misiones; el equipo de Guaraní tuvo dos días libres, Central los trabajó y siguió preparando esos 90 minutos que finalmente terminaron con una victoria por 1 a 0.

Ya mencionamos Profesionalismo y Trabajo, ahora queda otra palabra definir a Ezequiel Medrán: Convicción. A su llegada, Central venía de tener un año entero sin disputar un torneo, salvo algunos partidos de Copa Argentina. En 2017 había perdido la final ante Racing de Córdoba y encima se disputaba la primera edición de un Torneo Regional Amateur muy cuestionado desde los clubes del interior.

Todo era dudoso, hasta la conformación del plantel Azabache. Durante el último Federal B muchos fueron los problemas económicos que habían repercutido en los meses posteriores. En ese contexto se presentaba Medrán. Y así pudo armar un plantel Campeón. Acompañado por un Cuerpo Técnico de lujo.

El DT Cuervo llegó con una idea, la sostuvo y creyó en ella. A pesar de las opiniones contrarias, del contexto y de la resistencia (como la nuestra en un primer momento), hizo valer su determinación y convicción a la hora de plasmar lo que pensaba y lo que quería hacer.

Y salió todo redondo (no fue casualidad). Y en esta efervescencia por los festejos, no debemos olvidar lo que Medrán le dejó a Central, no solo como logro deportivo, sino también como un trabajador del fútbol. ¡Felicidades DT!  
 
• Por Juan José Vargas | La Voz del Cuervo
• Foto: Leandro Herrera | La Voz del Cuervo
REGIONALAMATEUR
FACEBOOK LIVE
Cargando encuesta...
ÚLTIMO PARTIDO

Guarani A. Franco

Central Norte